IMG_20171023_115007

Vuelve el marisqueo a pie a la Ría de Pontevedra tras el cierre por toxina

In Noticias by Amaya0 Comments

Esta semana, el sector del marisqueo a pie de la Ría de Pontevedra ha vuelto a trabajar en los bancos marisqueros al remitir el periodo de toxina marina que mantuvo cerrado el marisqueo a pie en la Ría desde mediados de julio.

A pesar de que la Zona V, situada en el interior de la Ría, permanecía cerrada al marisqueo a pie debido al periodo de marea tóxica, el sector del marisqueo a flote si podía trabajar en la Zona IV (entre Tambo y Os Praceres) por lo que la lonja de Campelo pudo mantener su actividad.

Pero, ¿qué es una marea roja? ¿Por qué no se puede extraer bivalvos?

La marea roja es el resultado del ciclo natural del fitoplancton, que son los microorganismos de los que se alimentan los moluscos. Cuando se dan ciertas condiciones hidrodinámicas, de temperatura, luz y nutrientes se crea un gran creciemiento (“bloom”) de fitoplacton por lo que las microalgas que forman parte de él pueden producir sustancias tóxicas. Los moluscos, al alimentarse del fitoplancton acumulan en su organismo esas sustancias toxicas que, a pesar de que no tienen ninguna consecuencia para los bivalvos, nos pueden causar grandes problemas de salud.

Cuando el molusco contiene toxina en su interior, este no puede ser extraído ya que se debe dejar que el organismo la depure de forma natural eliminandola poco a poco. Si extraemos el bivalvo durante un periodo de toxina y lo depuramos, este no va a eliminar la toxina de su interior ya que al no estar en su medio natural, el bivalvo no se alimenta por lo que no va a poder eliminar la toxina. Se trata de un ciclo natural, que no tiene nada que ver con elementos contaminantes, y la única solución es esperar a que los niveles vuelvan a la normalidad.

En Galicia, el Instituto Tecnológico del Mar (Intecmar) es el encargado del análisis y control de toxinas marinas en nuestras costas por lo que diariamente recogen y analizan muestras de agua y mejillón (es el molusco más voraz, filtra hasta 168 litros de agua al día, por lo que muestra si se está empezando a producir un periodo de marea tóxica) y gestiona la apertura o cierre de las zonas de producción.

El pasado viernes, el Intecmar informó a las cofradías de Lourizán, Raxó y Pontevedra de la remisión del periodo de toxina y la apertura de los bancos marisqueros, por lo que tras casi un mes de inactividad el marisqueo a pie pudo volver a su actividad.

A continuación os dejamos el documental “Mareas Vermellas” de Bioimaxe, en el que se explica el fenómeno de las mareas rojas, su diferencia con una marea tóxica y las implicaciones que esta tiene para el sector acuícola y marisquero.

Deje su comentario