jcs-octopus-vulgaris-35050

Especies de la Ría de Pontevedra: El pulpo

In Noticias by Amaya0 Comments

El próximo viernes 19 de mayo, el pulpo abandonará los mercados para tomarse unas pequeñas vacaciones ya que estará en veda hasta el próximo 3 de julio, momento en el cual volverá a estar presente en lonjas y plazas de abastos. En la Ría de Pontevedra una de las lonjas en las cuales más se comercializa esta especie es la de Bueu, que hasta cuenta con una marca local propia “PolbodasRías”. Aprovechando que se acerca su descanso, descubramos más sobre él y por qué descansa en esta época.

La especie de pulpo que habita en nuestras costas es el pulpo común , Octopus vulgaris, molusco cefalópodo que pertenece a la familia Octopodidae. Se trata de una especie que puede llegar a medir, aproximadamente, 1 metro de largo cuyo manto puede crecer hasta 25 centímetros y que necesita alcanzar el quilo de peso para poder ser comercializado.

En cuanto a su apariencia, el pulpo cuenta con una cabeza bien desarrollada en la cual se alojan grandes ojos desarrollados (es el invertebrado marino con mejor vista) tres corazones (dos bombean sangre a las branquias y el tercero al resto del cuerpo) y una boca compleja que cuenta con una mandíbula en forma de pico llamada “pico de loro” y, tal y como nos indica su nombre científico, posee 8 tentáculos con dos hileras de ventosas cada uno. La sangre de los pulpos es de color azul, debido a que en vez de hemoglobina poseen hemocianina cuya molécula transportadora de oxígeno es el cobre, en lugar del hierro.

La gran capacidad de camuflaje del pulpo, otorgada por unas células epidérmicas llamadas cromatóforos, unida a la gran capacidad de natación, gracias a la propulsión a chorro que realiza con el sifón, hace que este sea un buen depredador, pudiendo cazar moluscos, crustáceos y peces pequeños.

El pulpo común tiene una esperanza de vida de uno a dos años y, al igual que otras especies de pulpo, muere tras el apareamiento. Esto sucede en los meses de primavera, en los cuales la hembra puede llegar a poner hasta 200.000 huevos dos meses después del apareamiento por lo que es en los meses de mayo a julio cuando entra en veda. Mientras espera a que los huevos eclosionen, ella hará todo lo posible para asegurarse de que no sean comidos por los depredadores, pero a pesar de su esfuerzo, menos del 1% de los huevos puestos se convertirán en pulpos que llegan a la madurez.

La principal arte con la que se captura el pulpo es la nasa, una trampa de la cual, a pesar de la gran inteligencia del pulpo (pueden encontrar la manera de tomar la tapa de un frasco para entrar a ese frasco), muy pocos logran escapar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deje su comentario